Debido a las constantes lluvias al inicio de este año, se produjo una gran cantidad de pasto y como consecuencia los productores deciden quedarse con el ganado para continuar engordándolo, por lo tanto, estamos ante una situación donde se dificulta la venta del ganado y la demanda supera ampliamente la oferta. A pesar de este panorama tenemos una buena expectativa para la Zafra de Terneros del 2019, tanto en el mercado interno como en el externo. Si bien la oferta de terneros se ve comprometida por los factores que mencione anteriormente, creemos que los precios van a mantenerse firmes, sostenidos y con una buena recuperación tanto en la compra para el mercado interno como para la exportación a pie.