CUARTO DE MILLA

DE

CABAÑA MATRERA

Cabaña Matrera comenzó su cría de Cuarto de Milla en el año 1980, cuando creamos una sociedad, con el Dr. Euclydes Aranha. El Dr. Aranha, quien había introducido la raza al Uruguay, participo con vientres y padrillos. En aquella época, el Double Hondo, padrillo fundador de la raza en el país. Padrillo que aportara animales mansos, ligeros y nuestros clásicos tostados ruanos. Dentro de las yeguas había sangres de King Ranch, las que aportaron excelentes líneas de trabajo. Años después se introdujeron padrillos como Apartador Mr. Peppy Peppy, Freckles Peppy Rebel, que sin dudas fueron las que le dieron el sello característico a nuestros caballos tanto en morfología, en trabajo y rienda, en mansedumbre y docilidad. En línea de carrera, han padreado los mejores padrillos de sangres americanas y brasileras. Como Dash for cash, Signed tu fly, Tornado, Felipe, ganadores de Carazinho, Penca del Arroz, etc.

Durante años participamos de exposiciones en el Prado y en el interior, llevamos más de 34 años de remates anuales y de ventas particulares. Hemos exportado a países como, Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay, Perú, Venezuela y España.

Nuestra selección se basa en animales mansos, de trabajo, y de fácil doma. Nuestra pasión por los caballos y el ganado ha hecho de estos una herramienta de trabajo y un disfrute en familia.

OVINOS

Estancia Santander comenzó con la cría de Romney buscando una res “rendidora” para el consumo de la estancia y sin problemas de “pietín”. Se comenzó con la compra de vientres y carneros de las cabañas de los señores Lito Sarmento y de Enrique LARRAECHEA. Pero al empezar a seleccionar por peso de vellón, prolificidad y peso de la canal, superó nuestras expectativas. Hoy en día se señala un 130%, y nuestros vientres como nuestros carneros son demandados, llegando a tener un remate anual y ventas particulares.

La producción de corderos se vende en diciembre, con un peso promedio al destete de 33kg.

En el año 2014 se importo un carnero Romney Marsh de Nueva Zelanda, con el fin de incorporar sangre nueva pero con las mismas características que se seleccionan en Estancia Santander: peso de vellón, prolificidad, apertura de pezuña y caras destapadas.