Las exportaciones de carne vacuna de Argentina y Brasil cerraron 2021 con una caída en volumen respecto al año anterior, aunque con el efecto compensación de suba de precios.

En el caso argentino pesaron las restricciones oficiales a las exportaciones, mientras en Brasil influyó la suspensión de importaciones de China por tres meses y medio.

Las colocaciones externas de carne vacuna brasileña totalizaron 1,56 millones de toneladas por US$ 7.966 millones, una caída de 9,5% en volumen y un crecimiento de casi 7% en dólares.

En Argentina, según los datos de Senasa en base a certificaciones de exportaciones, entre enero y diciembre las ventas externas de carne bovina ascendieron a 739.402 toneladas, una baja de 8,5% frente a 2020.