La debilidad del dólar en Brasil llevó los precios del novillo a los US$ 4,30 por quilo, según uno de los principales indicadores seguido por el mercado.

La semana pasada la divisa estadounidense perforó el piso de los R$ 5 y el viernes, incluso, llegó a operar por debajo de R$ 4,90, cerrando en mínimos desde principios de junio de 2020.

En reales, los valores del ganado gordo se han estabilizado en las últimas semanas. En la medida que la oferta de animales terminados sigue restringida, las plantas frigoríficas alargan las entradas.

El viernes el Indicador Boi Gordo Cepea/BC terminó en US$ 64,51 por arroba de 15 quilos,  equivalente a US$ 4,30 por quilo.