En Brasil las exportaciones de carne vacuna en octubre totalizaron 82.180 toneladas, una contracción de casi 50% frente a las 162.860 toneladas de igual mes de 2020 ante la interrupción de los negocios con China.

En setiembre las colocaciones externas de carne vacuna habían llegado a un récord de algo más de 187.000 toneladas. Fue el 4 de setiembre que Brasil confirmó los dos casos atípicos de vaca loca con lo que se suspendieron automáticamente los certificados sanitarios para exportar a China.

A pesar de eso, se embarcó en setiembre lo que estaba en los puertos con contenedores que no han podido ingresar a los puertos chinos.