El gobierno chino reforzó las acciones para estabilizar el precio de los cerdos y evitar una liquidación de la oferta que limite la recuperación del stock porcino. Ya los datos oficiales marcan que comenzó a bajar el stock de hembras de cría ante las pérdidas registradas por los productores.

El domingo 10 el gobierno compró 30.000 toneladas de carne de cerdo para sus reservas estatales y así moderar los precios.

Según datos del Ministerio de Agricultura, en agosto el stock de hembras de cría cayó 0,9% frente a julio. En ese mes se había dado un descenso de 0,5%, la primera contracción en casi dos años.