En el acumulado del segundo semestre hasta el 19 de noviembre el peso promedio de faena en cuarta balanza de los novillos fue de 287 kilos por cabeza, 10 kilos más que en igual período del año pasado.

Así surge de los datos procesados de INAC con cifras que mostraron en los últimos meses una mayor participación de los novillos sobre el total de la faena.

En el primer semestre el peso promedio de faena de los novillos fue de 275 kilos por cabeza contra 282 kilos de enero-junio de 2021.

En la semana cerrada el sábado 26 la faena vacuna fue de 40.607 cabezas. El jueves 24 se dio un paro de Foica por la situación en Frigocerro. Se dio una baja frente a las 41.969 cabezas de la semana cerrada el sábado 19, cuando se dio un paro parcial del PIT CNT.

Se faenaron 20.055 novillos -51,6% del total- seguido por 13.408 vacas y 5.646 vaquillonas.

En el acumulado de noviembre hasta el sábado 26 la faena llegó a 166.215 cabezas, 15,7% menos que en igual período del año pasado. En los novillos la baja fue de 6,6% con un descenso de 27,6% en vacas.

En lo que va de 2022 se faenaron 2.194.342 vacunos, 6,9% menos que en igual período del año anterior.

El Rabobank proyectó una caída en la producción de carne vacuna estadounidense que se extenderá durante cuatro años y que influirá sobre los mercados internacionales.

En su informe trimestral el banco previo una contracción de 3% en la producción de carne bovina en EEUU en 2023 con un ajuste que se extenderá con bajas anuales de entre 2% a 5% hasta 2026. Esto generaría una potencial pérdida de producción de entre 400.000 y 500.000 toneladas anuales.

Según Rabobank, Canadá y México no podrían compensar el déficit. Agregaron que Canadá está en pleno proceso de liquidación. Los países de Oceanía tendrían una limitada capacidad para proveer con más carne a Estados Unidos. El banco duda sobre cuál será el aumento de la oferta australiana mientras espera que la producción de carne vacuna en Nueva Zelanda caída 4% entre 2023 y 2025.

Europa, que no es un gran proveedor de Estados Unidos, seguirá su caída estructural en la producción de carne bovina que será de 0,5% anual entre 2023 y 2025.

América del Sur sería la mejor posicionada para suplir el faltante de carne en EEUU. Sin embargo, “le falta acceso comercial” como para compensar el “significativo” déficit de oferta de carne en el mercado estadounidense.

Minerva Foods de Brasil confirmó que realizó una oferta no vinculante para la compra del frigorífico BPU al grupo japonés NH Foods.

En un comunicado a las autoridades del mercado de valores y a sus accionistas el gigante brasileño dijo que la transacción “está sujeta” al proceso de revisión denominado due dilligence hasta el cierre de 2022 cuando también termina el período de exclusividad que tiene Minerva Foods para la adquisición.

“Esta iniciativa está alineada con la estrategia de Minerva Foods de maximizar su diversificación geográfica a través del desarrollo de alianzas y sociedades, explorando, de ese modo, oportunidades estratégicas, incluso con NH Foods en varios países”, se indicó en el comunicado.

Minerva destacó que BPU Meat “es uno de los más modernos frigoríficos de carne bovina de América del Sur, con capacidad de faena de 1.200 cabezas por día y que, utilizando alta tecnología en el proceso industria, produce y exporta carne uruguaya con los más altos índices de calidad y seguridad sanitaria”.

La faena vacuna fue de 41.969 cabezas en la semana cerrada el sábado 19.  Se dio una caída frente a los 47.006 vacunos de la semana anterior.  Se faenaron 22.408 novillo -equivalente al 53,4% del total- con 11.671 vacas y 7.187 vaquillonas.

En el acumulado de noviembre hasta el sábado 19 la faena fue de 125.608 cabezas, 19,5% menos que en igual período del año pasado.

En lo que va de 2022 hasta el sábado 19 se faenaron 2,153 millones de cabezas, 7% menos que en igual período del año anterior.

Los datos de la faena siguen confirmando la mayor participación de los novillos más jóvenes dentro de la faena ante la intensificación de la producción.

Según los datos de INAC, en los 10 primeros meses del año los novillos de dos a cuatro dientes y dientes de leche representaron casi el 69% del total de la faena de la categoría.

Este porcentaje fue superior al 63,8% de igual período del año anterior y el 57,5% de igual lapso de 2020.

Hasta octubre se faenaron 1,001 millones de novillos, una caída de 5,2% frente a igual período del año pasado. En los novillos de dos a cuatro dientes se dio una suba interanual de 5,3%.

 

En la semana cerrada el sábado 12 se faenaron 47.006 vacunos con un muy fuerte componente de novillos. Se dio un leve aumento frente a semana anterior cuando hubo un menor día de actividad por el feriado del miércoles 2.  Se faenaron 27.032 novillos -equivalente al 57,5% del total- seguido por 11.232 vacas y 7.893 vaquillonas.

En los primeros 15 días de noviembre la faena fue de 83.639 cabezas, 17,7% menos que en igual período del año pasado.

En el acumulado de 2022 hasta el 15 de noviembre la faena fue de 2,112 millones de cabezas, 6,7% menos que en igual período del año anterior.

INAC estimó que la habilitación de la exportación de lengua bovina a Japón podría representar una ganancia anual entre US$ 15 y 25 millones, tomando en cuenta lo que pasa ese país respecto a otros importadores.

Japón es el principal importador mundial de lengua vacuna y el que paga mejores precios. Es un mercado que representa históricamente la mitad de las importaciones globales llegando en 2021 a un récord de US$ 340 millones.

Japón paga más del doble que otros mercados. Las referencias para Japón se ubican sobre US$ 8.500 por tonelada contra los US$ 2.400 por tonelada de Hong Kong y los US$ 3.500 por tonelada de Rusia.

Los principales proveedores de lengua vacuna a Japón son Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda que tienen preferencias arancelarias.

Según los cálculos de INAC, el potencial de ganancia por la entrada a Japón estaría entre US$ 15 millones y US$ 25 millones suponiendo que se redirigiera a Japón todas las exportaciones de lengua bovina.  Para esto se toman los precios pagados por Japón entre enero de 2021 y el tercer trimestre de 2022.

En la semana cerrada el sábado 5 la faena vacuna fue de 45.794 cabezas. La actividad cayó luego de superar los 50.000 animales la semana pasada, aunque con un día menos de actividad por el feriado del miércoles 2.

En igual semana del año pasado se habían faenado algo más de 60.000 cabezas.

Se faenaron 25.125 novillos -equivalente al 54,8% del total- seguido por 14.099 vacas y 5.830 vaquillonas.

Octubre terminó con una faena de 194.033 cabezas, 17,7% menos que en igual mes de 2021, pero la más alta desde junio.

En el acumulado de 2022 hasta el 5 de noviembre se faenaron 2,065 millones de cabezas, 6,7% menos que en igual período del año anterior.

La faena vacuna fue de 50.387 cabezas en la semana cerrada el sábado 29. Fue el mayor nivel de actividad desde la primera semana de junio.

Se faenaron 25.654 novillos -51% del total- con 16.965 vacas y 6.849 vaquillonas.

En el acumulado de octubre hasta el sábado 29 la faena fue de 184.872 cabezas, 19,1% menos que en igual período del año pasado.

Los datos de importación de carne vacuna en China confirman el alto volumen de negocios que se dio, especialmente desde Brasil en los últimos meses.

En setiembre el volumen importado de carne vacuna fue de 248.000 toneladas, un aumento de 12,2% frente a igual mes de 2021, pero por debajo de las 270.000 toneladas de agosto.

En el acumulado del año hasta setiembre las importaciones de carne bovina sumaron 1,94 millones de toneladas, un incremento de 11,8% frente a igual período de 2021.

En tanto, las compras al exterior de carne de cerdo llegaron a 150.000 toneladas, un volumen 26,5% inferior a setiembre del año pasado, pero superior a las 140.000 toneladas de agosto.

Entre enero y setiembre las importaciones alcanzaron 1,22 millones de toneladas, 61,2% menos que en igual período de 2021.

La faena vacuna fue de 45.916 cabezas en la semana cerrada el sábado 22. Fue el mayor nivel de actividad desde mediados de junio, aunque casi 10.000 cabezas por debajo de un año atrás.

Se faenaron 21.341 novillos -46,5% del total- seguido de 17.212 vacas y 6.538 vaquillonas.

En el acumulado de octubre la faena vacuna llegó a 134.485 cabezas, 19,4% menos que en igual período de 2021.

En lo que va de 2022 se faenaron 1.968.476 vacunos, 5,9% menos que en igual período del año pasado.

El ajuste en la reposición activa las negociaciones para la exportación de ganado en pie.

En el mercado hay firmas comprando terneros enteros para las empresas que colocan en Turquía mientras hay negociaciones para cerrar ventas a China.

Por terneros enteros se manejan valores sobre US$ 2,20 y US$ 2,30 por kilo.

En el acumulado entre enero y setiembre las exportaciones de ganado vacuno en pie llegaron a 61.974 cabezas, 65,9% menos que en igual período del año pasado.

La faena vacuna se estabilizó en torno a las 43.000 cabezas semanales desde mediados de setiembre hasta la primera mitad de octubre.

En la semana cerrada el sábado 15 la faena vacuna fue de 43.760 cabezas

Se dio una leve suba frente a la semana anterior con una actividad por debajo de los 50.143 vacunos de igual período del año pasado.

Se faenaron 19.504 novillos -44,6% del total- seguidos por 17.598 vacas y 5.809 vaquillonas.

En el acumulado de la primera mitad de octubre la faena fue de 88.569 cabezas, 22,9% menos que en igual período del año pasado.

La faena ovina en la semana cerrada el sábado 1 fue la más alta desde fines de febrero con 30.719 cabezas.

En setiembre se faenaron 115.801 cabezas,22,4% más que en igual mes del año pasado.

Los corderos representaron el 70% del total con 84.109 animales, 33,9% más que en setiembre de 2021. La faena de ovejas aumentó 45,2% interanual.

En el acumulado del año hasta el sábado 1 se faenaron 812.957 cabezas, una caída de 6,1% frente a igual período de 2021.

Uruguay XXI informó que en setiembre se dieron exportaciones de carne vacuna por US$ 199 millones, una caída en dólares de 23% frente a igual mes de 2021.

Se dieron ajustes a la baja tanto para los negocios a China como para la Unión Europea con un monto mayor en las colocaciones a Estados Unidos.

En el acumulado enero-setiembre las exportaciones de carne vacuna sumaron US$ 2.024 millones, con un incremento en dólares de 20% frente a igual período del año pasado.

Las ventas a China en los primeros nueve meses del año sumaron US$ 1.201 millones, con un crecimiento de 23% y una participación del 59% sobre el total.

En la semana cerrada el sábado 1 se faenaron 44.333 vacunos. La actividad fue prácticamente igual a la semana previa y por debajo de las algo más de 50.400 cabezas de igual período del año pasado.

Se faenaron 21.267 novillos -48% del total- seguido por 16.406 vacas y 5.964 vaquillonas. Setiembre cerró con una faena de 180.773 cabezas, 20,3% menos que en igual mes de 2021. En el tercer trimestre se faenaron 492.437 vacunos, 28,7% menos que en igual período del año pasado.

En el acumulado de 2022 hasta el 1 de octubre la faena fue de 1.836.170 vacunos, 5,1% por debajo de igual período del año anterior.

Las importaciones chinas de carne vacuna logaron un nuevo récord de más de 270.000 toneladas en agosto, un aumento de 41,5% frente a igual mes de 2021.

En los primeros ocho meses de 2022 el volumen importado fue de 1,69 millones de toneladas, un incremento de 11,8% respecto a igual período del año pasado.

En tanto, las compras externas de carne de cerdo sumaron 140.000 toneladas, una caída de 50% frente a agosto de 2021. En el acumulado de 2022 el volumen importado fue de 1,07 millones de toneladas, una caída de 63,8% respecto a igual período del año pasado.

La faena vacuna fue de 37.278 cabezas en la semana cerrada el sábado 17. Se dio una baja frente a lao 42.057 vacunos de la semana previa con una actividad casi 10.000 cabezas inferior a igual período del año pasado.

El jueves pasado hubo un paro general del PIT CNT lo que pudo afectar el nivel de actividad.

Se faenaron 20.801 novillos -55,8% del total- seguido de 10.899 vacas y 5.128 vaquillonas. En el acumulado de setiembre hasta el sábado 17 la faena fue de 94.225 cabezas, 28,6% menos que en igual período de 2021.

En agosto el valor del Novillo Tipo 2.0 de INAC llegó a US$ 1.813 por cabeza, una suba de 1,6% frente a julio luego de dos caídas mensuales consecutivas.

“El incremento se explica por el leve aumento en el valor de los productos de la canasta de exportación y del precio del cuero fresco. Así mismo, el valor de colocación de las menudencias y subproductos se mantuvo estable y de la canal al mercado interno presentó una leve caída”, indicó el reporte de INAC.

La participación de la hacienda sobre el total fue de 85% contra el 87% de julio.

En los primeros ocho meses de 2022 el valor promedio del Novillo Tipo 2.0 de INAC fue de US$ 1.783 por cabeza. La hacienda representó el 82% del total.

En agosto la participación de los novillos de dos a cuatro dientes y dientes de leche dentro del total de la categoría fue de 79,1%, igual porcentaje que en igual mes de 2021.

En los primeros ocho meses de 2022 la faena de novillos fue de 815.108 cabezas, 2% menos que en igual período del año anterior. En novillos de dos a cuatro dientes se da una suba interanual de 13,2% con bajas de 14,7% y 21,2% en los de seis y ocho dientes respectivamente.

En el acumulado de 2022 hasta agosto la participación de los novillos de dos a cuatro dientes y dientes de leche sobre el total fue de 67,6% contra el 61,1% de igual período del año pasado y del 56,7% de igual lapso de 2020.

En 2023 la producción y las exportaciones de carne vacuna uruguaya crecerían 2,5%, según un reporte de la oficina del USDA en Buenos Aires.

La faena se ubicaría en 2,56 millones de cabezas, casi sin cambios frente a los 2,55 millones con los que cerraría 2022.

“Si bien no habrá casi cambios en la faena, se prevé una mayor producción ante la expectativa de un aumento en el peso de faena. Esto se daría por una mayor cantidad de ganado joven terminado con granos y un mayor porcentaje de novillos en la faena”, apuntó el reporte.

Las exportaciones también aumentarían 2,5% en 2023 a 543.000 toneladas, lo que sería el segundo mayor registro histórico.

La faena vacuna saltó a 42.057 cabezas en la semana cerrada el sábado 10 contra los 37.509 vacunos de la semana anterior.

Se faenaron 21.928 novillos -52,1% del total- seguido por 14.056 vacas y 5.533 vaquillonas. En el acumulado de setiembre la faena llegó a 56.947 cabezas, 33,6% menos que en igual período del año pasado.

En lo que va de 2022 se faenaron 1,710 millones de vacunos, 4,1% inferior a igual lapso del año anterior.

En la semana cerrada el sábado 3 se faenaron 37.509 vacunos.

Se dio un aumento frente a las 32.807 cabezas de la semana anterior, pero con un nivel de actividad muy por debajo de las 58.284 de igual período del año pasado.

La faena de novillos fue de 19.759 cabezas -52,7% del total- seguido por 11.948 vacas y 5.328 vaquillonas.

En agosto se faenaron 162.370 vacunos, 28,5% menos que en igual mes de 2021. Fue el tercer descenso mensual consecutivo.

En el acumulado de 2022 hasta el 3 de setiembre la faena fue de 1.668.114 cabezas, 3,5% menos que en igual período del año pasado.

En la semana cerrada el sábado 27 la Relación Hacienda Exportación en la vaca fue de 0,895, el menor nivel desde comienzos de febrero. En tanto, la relación para el novillo fue de 0,999, el más bajo desde junio.

El promedio de la RHE para las vacas en las últimas cuatro semanas fue de 0,926 contra el 0,935 de la media de igual período de un año atrás.

En tanto, la RHE para novillos en el promedio de cuatro semanas fue de 1,028 contra los 1,009 de igual período del año pasado.

Uruguay XXI informó que en agosto las exportaciones de carne vacuna medidas en dólares sumaron US$ 179 millones, una caída de 20% frente a igual mes del año pasado. Fue la segunda baja mensual consecutiva medidas en dólares con un descenso de 26% en los negocios con China y un aumento en las ventas a Estados Unidos.

En el acumulado enero-agosto las exportaciones sumaron US$ 1.831 millones, 27% más que en igual período de 2021.

En agosto las solicitudes de exportación de subproductos cárnicos sumaron US$ 32 millones, 30% menos que en igual mes del año pasado con un descenso interanual de 33% en las compras desde China. En los primeros ocho meses las ventas externas de subproductos totalizaron US$ 323 millones, 15% más que en igual período de 2021.

El gobierno argentino amplió en 4.500 toneladas o 15% a 34.500 toneladas el cupo mensual de exportaciones de carne vacuna. Este volumen no incluye los embarques que se dan dentro de las cuotas con Europa y Estados Unidos y el producto de las categorías D y E de vacas que van mayoritariamente a China.

Se mantiene, en tanto, la prohibición de exportaciones de los siete cortes populares como asado, falda, matambre, tasa de asado, nalga, paleta y vacío.

Desde las cámaras de la industria frigorífica se planteó al gobierno que libere por única vez stocks que tienen las plantas de carne producida en los últimos 60 días.

Se faenaron 32.807 vacunos en la semana cerrada el sábado 27. Se dio una caída frente a las 39.933 cabezas de la semana anterior con una cantidad claramente por debajo de los casi 50.000 animales de igual semana del año pasado. En la última semana hubo un día menos de actividad por el feriado del jueves 25.

Fueron 17.455 novillos -53,2% del total- seguido de 10.328 vacas y 4.511 vaquillonas.

En el acumulado de agosto hasta el sábado 27 la faena fue de 139.751 cabezas, 29,8% por debajo de igual período del año pasado.

En lo que va de 2022 se faenaron 1.630.576 vacunos, una caída de 2,4% frente a igual período del año pasado.

Los datos desde China consolidan un volumen firme de compras externas de carne vacuna con una fuerte caída en las importaciones de carne de cerdo.

Según los datos de la Administración General de Aduanas, en julio se importaron 270.000 toneladas de carne bovina, por encima de las 230.000 toneladas de junio y casi 42% superior a igual mes de 2021.

En el acumulado de 2022 hasta julio el volumen importado fue de 1,42 millones de toneladas, 7,4% más que en igual período del año pasado.

Las importaciones de carne de cerdo en julio sumaron 120.000 toneladas, 65,1% menos que en igual mes de 2021.  En el acumulado de 2022 hasta julio el volumen importado cae 65,1% a 930.000 toneladas.

 

En la semana cerrada el sábado 20 la faena vacuna fue de 39.933 vacunos. Se dio una suba frente a las 37.272 cabezas de la semana anterior, con un nivel bien por debajo de 57.531 de igual semana del año pasado.

Se faenaron 21.781 novillos -55% del total- con 11.198 vacas y 6.220 vaquillonas.

En el acumulado de agosto hasta el sábado 20 la faena fue de 106.944 cabezas, 28,4% menos que en igual mes del año pasado.

Se dio la segunda caída mensual consecutiva en el Novillo Tipo 2.0 de INAC. En julio la baja fue de 2,9% respecto al mes anterior con un valor de US$ 1.785 por cabezas.

En el informe de INAC se indicó que en julio se da una baja en todos los componentes del Novillo Tipo. “El valor de las menudencias y subproductos y el precio del cuero fresco fueron los que presentaron mayor caída”, resaltó el informe.

En julio el valor de la hacienda casi no varió respecto al anterior. De esta manera, la participación del ganado dentro del Novillo Tipo 2.0 en julio fue de casi 87% contra el 84% de junio.

Entre enero y julio el promedio ponderado del Novillo Tipo 2.0 fue de US$ 1.779 por cabeza con una participación del ganado de 82%.

La faena vacuna fue de 37.272 cabezas en la semana cerrada el sábado 13. Se dio un repunte frente a los 29,739 vacunos de la semana anterior, aunque con una actividad 26,7% inferior a las 50.845 cabezas de igual semana del año pasado.

Se faenaron 22.724 novillos, equivalente a casi el 61% del total, seguido por 8.489 vacas y 5.570 vaquillonas. Esta alta participación de los novillos se debe a la incidencia de la faena para cuota dentro del total de la actividad.

En el acumulado de agosto la faena fue de 67.011 cabezas, 26,8% menos que en igual período del año pasado.

En lo que va de 2022 se faenaron 1.557.836 vacunos, 0,3% menos que en igual período del año pasado.

Los datos preliminares de la Declaración Jurada de Dicose casi no mostraron variaciones en el stock de ganado vacuno al 30 de junio con un incremento de 1% en las existencias ovinas.

La presentación de resultados se hizo con el 84% de las declaraciones ya recibidas.

En vacunos el stock fue de 11,888 millones de cabezas, una caída de 0,2% frente a los 11,911 millones al 30 de junio de 2021.

En vacas de cría hubo una suba de 1% en el stock de vacas de cría hasta 4,356 millones de animales con un incremento de 3% en terneros a 2,98 millones. En vacas de invernada la baja fue de 6% con un descenso de 10% en novillos de más de tres años, de 3% en los novillos de dos a tres años y de 1% en los novillos de uno a dos.

El stock ovino habría aumentado 1% hasta 6,266 millones de cabezas.

 

Entre operadores privados y algunas fuentes oficiales se maneja como proyección más probable que 2022 cierre con una faena en torno a los 2,5 millones de cabezas.

En julio se dio la segunda caída interanual consecutiva en la faena luego del fuerte nivel de extracción de los primeros meses del año.

Entre junio y julio se faenaron 356.360 vacunos, una caída de 23,7% respecto a igual período del año pasado. En el acumulado de 2022 hasta el 6 de agosto la faena fue de casi 1,521 millones de animales, 1,8% más que en igual período del año anterior.

Fue en el segundo semestre de 2021 que, con una fuerte demanda externa, se afirmó la faena. En promedio, la faena mensual fue de 234.000 cabezas entre julio y diciembre del año pasado.

Con un ritmo de faena en torno a las 45.000 cabezas semanales desde agosto en adelante, la actividad cerraría el año en torno a los 2,5 millones de animales.

La faena vacuna fue de 29.739 cabezas en la semana cerrada el sábado 6, un nuevo mínimo en lo que va del año afectada por los paros de Foica.

Se dio una baja frente a las 40.150 cabezas de la semana anterior y con una cifra claramente inferior a igual semana del año pasado cuando se faenaron 46.658 vacunos.

Se faenaron 16.936 novillos -casi 57% del total- seguido por 7.716 vacas y 4.520 vaquillonas.

En el acumulado del año hasta el sábado 6 de agosto la faena llega a 1.520.564 cabezas, 0,5% más que en igual período de 2021.

En julio las exportaciones de carne vacuna totalizaron US$ 177 millones, una caída de 23% frente a igual mes de 2021. Fue el primer descenso interanual en lo que va de 2022 debido al menor volumen de faena.

Uruguay XXI indicó que las menores ventas a China “explicaron la mayor parte de la caída”.

En el acumulado del año hasta julio las ventas externas de carne bovina sumaron US$ 1.652 millones, un aumento de 35,6% frente a igual período de 2021.

La faena vacuna fue de 40.150 cabezas en la última semana de julio. De esta manera, la faena mensual fue de 149.271 vacunos, 35% menos que en julio de 2021. Se trata del menor registro para julio desde el año 2013 y la segunda caída mensual consecutiva.

En la semana cerrada el sábado 23 se faenaron 21.851 novillos, equivalente al 54,4% del total, mostrando un mayor nivel de actividad en ganados de corral.

En el acumulado de 2022 la faena llegó a 1.490.925 cabezas, 1,8% menos que entre enero y julio del año pasado.

El precio de exportación de la carne sin hueso de Uruguay fue el tercero más alto entre los principales proveedores globales entre enero y mayo subiendo desde el cuarto lugar de 2021. Fue el precio que más avanzó respecto al año pasado.

Así surge de los datos divulgados por el gerente de Marketing de INAC, Lautaro Pérez Rocha. En los primeros cinco meses de 2022 el precio de Uruguay fue de US$ 7.406 por tonelada, 20% por encima del valor promedio del año pasado.

Los dos primeros lugares lo ocupan Estados Unidos y Australia con precios que aumentaron 12% y 11% respectivamente frente a 2021.

La diferencia entre el precio de exportación de Uruguay respecto a Estados Unidos fue de 22% contra el 27% de igual fecha de 2021.

En la semana cerrada el sábado 23 la faena vacuna fue de 35.142 cabezas. Se dio una leve caída frente a los 36.062 animales de la semana anterior con un nivel de actividad muy por debajo de las 54.903 cabezas de igual período de un año atrás.

Se faenaron 18.426 cabezas -52,4% del total- seguido por 12.002 vacas y 4.069 vaquillonas.

En el acumulado de julio la faena fue de 109.121 cabezas, 38% por debajo de igual período del año pasado.

Si en la semana cerrada el sábado 30 la faena subiera a 40.000 cabezas se cerraría julio con algo más de 149.000 animales, la menor para el mes desde el año 2013.

En el acumulado de 2022 se faenaron 1.450.675 cabezas, 2,9% más que en igual período de 2021.

La faena vacuna fue de 36.062 cabezas en la semana cerrada el sábado 16. Se dio una suba frente a los 29.829 animales de la semana pasada, pero por debajo de los más de 51.000 cabezas de un año atrás. Fueron 18.434 novillos -51,1%- con 12.902 vacas y 4.190 vaquillonas.

En los primeros 16 días de julio la faena fue de 73.979 cabezas, 39,3% menos que en igual período de 2021.

En el acumulado de 2022 se faenaron 1.415.535 vacunos, 4,4% más que en igual período del año pasado.

En el primer semestre del año la faena de vacas en Estados Unidos aumentó 6,1% frente a igual período de 2021. Se dio una baja de 3,1% en la faena de vacas lecheras y un aumento de 14,6% en las vacas de carne. Economistas de la Universidad de Missouri señalaron que el ritmo de faena en los primeros seis meses anticipa que al 1 de enero de 2023 se dé la cuarta caída anual en el stock de vacas.

Al 1 de enero de 2022 el stock de vacas de razas carniceras fue de 30,1 millones de cabezas, una baja de 2,3% frente al año anterior. Se estima que este año el stock caiga otro millón de cabezas, con lo que quedaría en el menor nivel desde 2014, que el fue el más bajo desde 1952.

Las colocaciones de carne vacuna dentro de la cuota anual de 20.000 toneladas con Estados Unidos llegaron al 56% del total al 5 de julio, según los datos de la Aduana de ese país.

En el caso de Argentina la ejecución hasta el 5 de julio era del 49% del cupo de 20.000 toneladas.

Según el Consorcio ABC de exportadores de Argentina, en el acumulado del año hasta el 2 de julio las ventas de Brasil a Estados Unidos superaban las 82.000 toneladas. Ya en marzo de este año Brasil completó la cuota de terceros países de 65.005 toneladas.

Datos de la Comisión Europea mostraron que al 30 de junio -cierre del ciclo 2021/2022- Uruguay cumplió el 99,8% de la cuota Hilton con una ejecución de 95,6% por parte de Argentina.

El valor del Novillo Tipo 2.0 de INAC fue de US$ 1.838 por cabeza en junio, cayendo 1,7% frente a mayo luego de cuatro subas mensuales consecutivas.

Influyó negativamente el valor de la canasta de exportaciones compensado parcialmente por un aumento de la canal en el mercado interno, así como de las menudencias y subproductos.

La participación de la hacienda dentro del total fue de 83,4% contra el 82,6% de mayo. En el primer semestre el valor del Novillo Tipo 2.0 fue de US$ 1.778 por cabeza. La hacienda representó el 81,1% del total.

El Índice de Precios de Carnes de FAO subió 1,7% en junio frente a mayo llegando a un nuevo récord con un valor 12,7% superior a igual mes de 2021. El sub índice de precio de carne vacuna avanzó 0,6% ubicándose 15,5% por encima de junio del año pasado.

La FAO destacó que se dieron subas en todos los precios de la carne con el mayor aumento en la carne aviar que llegó a niveles récord. En este caso, los valores fueron impulsados por una ajustada oferta global debido a la invasión a Ucrania y los brotes de fiebre aviar en el hemisferio Norte.

Los valores de la carne de cerdo ganaron terreno por mayores importaciones de grandes importadores globales, a pesar de la menor demanda desde China.

La faena vacuna fue de 29.829 cabezas en la semana cerrada el sábado 9. Se dio una baja de más de 10.000 cabezas frente a la semana anterior con un número por debajo tanto de igual fecha de 2021 como de 2020.

Durante la semana hubo actividad en 24 plantas con Marfrig operando con dos de sus cuatro plantas.

Se faenaron 14.561 novillos -48,8% del total- seguido por 10.506 vacas y 4.297 vaquillonas.

En el acumulado de julio hasta el sábado 9 la faena fue de 37.917 cabezas, 46,4% por debajo de igual período del año pasado.

En lo que va de 2022 se faenaron 1.379.473 vacunos, 5,7% más que en igual período del año anterior.

La faena vacuna fue de 39.987 cabezas en la semana cerrada el sábado 2 anticipando niveles menores en julio ante los anuncios de licencias por parte de grandes actores de la industria.

Se dio una caída frente a las 43.811 cabezas de la semana anterior y los 53.602 vacunos de igual período del año pasado.

En junio la faena fue de 207.091 cabezas, una contracción de 12,8% frente a igual mes de 2021. Se dio así la primera caída interanual desde setiembre de 2020.

Los novillos representaron el 45% de la faena durante junio frente al 48% de igual mes del año pasado.

En el acumulado de 2022 hasta el sábado 2 se faenaron 1,35 millones de cabezas, 7,8% más que en igual período del año pasado.

En el segundo trimestre del año se consolidó una recuperación en la faena ovina luego de un lento inicio de 2022.

Según los datos de INAC, en el acumulado de junio hasta el sábado 25 se faenaron 70.209 ovinos, un aumento de casi 54% frente a igual período del año pasado.

Mientras en el primer trimestre la faena ovina cayó 8,8%, en lo que va del segundo trimestre creció 11,7%.

De esta manera, en el acumulado del año hasta el 25 de junio se faenaron 550.486 cabezas, 1,8% menos que en igual período de 2021.

Se da un incremento de 3,1% interanual en la faena de ovejas con una caída de 1,1% en la de corderos.

Los datos de faena confirman la caída en el nivel de actividad ante la menor oferta de ganado disponible.

En la semana cerrada el sábado 25 se faenaron 43.811 cabezas, el segundo menor registro en lo que va del año.

En tanto, en el acumulado de junio la faena fue de 175.192 cabezas, 12,8% menos que en igual período del año pasado.

Tomando estas cifras se anticipa que en junio se dará la primera caída interanual en la faena desde setiembre de 2020.

Uruguay fue el tercer proveedor en volumen de carne vacuna a China en los primeros cinco meses del año. En ese período las importaciones chinas de carne vacuna cayeron 5% frente a igual período de 2021 con un descenso de 19% en el caso de Brasil y de 23% en el de Argentina.

En tanto, el volumen importado desde Uruguay aumentó 23% frente a enero-mayo del año pasado.

Según los datos de la Administración General de Aduanas, en mayo China importó casi 220.000 toneladas contra 190.000 toneladas de abril. El volumen fue casi 30% superior a igual mes de 2021.

La faena vacuna fue de 46.922 cabezas en la semana cerrada el sábado. Retrocedió frente a los 48.945 vacunos de la semana anterior con un nivel de actividad ligeramente inferior a igual período del año pasado. Hubo 29 plantas con faena contra las 31 de la semana anterior.

Fueron 21.694 novillos -46,2% del total- seguido por 18.272 vacas y 6.209 vaquillonas.

En el acumulado de junio hasta el sábado 18 la faena vacuna fue de 131.381 cabezas, 9,7% menos que en igual período de 2021. En lo que va de 2022 se faenaron 1,266 millones de animales, una suba de 10,8% contra igual lapso del año pasado.

El valor del Novillo Tipo 2.0 en mayo fue de US$ 1.870 por cabeza, un aumento de 2,4% frente al mes anterior.

“El incremento se explica por el aumento en el valor los productos de la canasta de exportación y de la canal al mercado interno. El valor de colocación de las menudencias y subproductos disminuyó levemente, en tanto el precio del cuero fresco se mantuvo estable”, reportó INAC.

La participación de la hacienda sobre el valor del Novillo Tipo 2.0 fue de 82,6% en mayo frente al 82,2% de abril.

Los datos de faena en los primeros cinco meses del año confirman la mayor participación del ganado de corral -especialmente novillos- en la faena.

En el acumulado hasta el 28 de mayo la faena de animales de corral representó el 14,1% del total -el mayor porcentaje para el período en los últimos cinco años- contra el 12,5% de igual lapso de 2021.

La participación del corral en los novillos fue de 24,6% contra el 20,3% de igual período del año pasado.

En términos absolutos la faena de animales de corral fue 26,7% superior a igual período de 2021.

La faena vacuna fue de 48.945 cabezas en la semana cerrada el sábado 11. Se dio una caída frente a los 56.841 vacunos de la semana anterior con un nivel de actividad inferior a igual período del año pasado. Ya la semana pasada no faenó la planta de Marfrig de Colonia.

Se faenaron más vacas que novillos. La faena de vacas fue de 20.962 cabezas -43% del total- seguido por 20.168 novillos y 6.672 vaquillonas.

En el acumulado de los primeros 11 días de enero la faena vacuna fue de 84.459 cabezas, 12,3% menos que en igual período del año pasado. En lo que va del año se faenaron 1,219 millones de vacunos, 11,5% más que en igual período de 2021.

La faena vacuna fue de 56.844 cabezas en la semana cerrada el sábado 4. Se dio una recuperación frente a la semana anterior con una actividad marginalmente inferior a igual período del año anterior.

Se faenaron 26.131 novillos -46% del total- seguido por 22.166 vacas y 7.545 vaquillonas.

Mayo terminó con una faena de 247.919 vacunos con un aumento de 15,5% frente a mayo de 2021. Fue la mayor faena para el mes de mayo desde 2008.

En el acumulado del año hasta el sábado 4 se faenaron 1.169.872 cabezas, 12,6% más que en igual período de 2021.

Las exportaciones de carne vacuna sumaron US$ 281 millones en mayo, un incremento de 56% en dólares frente a igual mes de 2021.

Así surge de los datos divulgados por Uruguay XXI al cierre del quinto mes del año.

En el acumulado de 2022 las colocaciones externas de carne vacuna totalizaron US$ 1.228 millones, 56% más que en igual período del año pasado.

Las ventas a China llegaron a US$ 756 millones, subiendo 78% frente a enero-mayo de 2021.

En la semana cerrada el sábado 28 la faena vacuna fue de 50.723 cabezas. Fue la segunda baja semanal seguida, pero con un nivel de actividad superior a igual período de 2021 y 2020.

Hay que tener en cuenta que el sábado fue el día del trabajador de la industria frigorífica lo que pudo afectar la actividad en esa jornada.

Los novillos faenados en la última semana fueron 24.950 -49,2% del total- seguidos por 18.962 vacas y 5.829 vacas.

En el acumulado de mayo se faenaron 226.592 vacunos, 13,8% más que en igual período del año pasado. La participación de los novillos fue de 52%.

En lo que va de 2022 la faena alcanzó los 1,113 millones de cabezas, 13,4% más que en igual período de 2021.

En el acumulado de mayo hasta el sábado 21 los embarques de carne vacuna disminuyeron en volumen, aunque aumentaron en dólares debido a precios superiores a igual período de un año atrás.

Según los datos de INAC, entre el 1 y el 21 de mayo los embarques de carne vacuna sumaron 16.287 toneladas peso embarque, una caída de 15,9% en volumen frente a igual período de 2021.

En dólares, los embarques totalizaron US$ 120,765 millones, una suba de 12% frente a igual período del año pasado.

El Ingreso Medio de Exportación (IMEX) de carne vacuna fue de US$ 5.337 por tonelada peso canal. El promedio móvil de 30 días fue de US$ 5.418 por tonelada contra los US$ 4.100 de un año atrás.

En el acumulado de 2022 el IMEX promedia US$ 5.059 por tonelada, 29,8% más que en igual lapso del año pasado.

En la semana cerrada el sábado 21 la faena vacuna fue de 56.745 cabezas. Si bien cayó frente al récord de 2021 de la semana anterior, la actividad fue superior a igual período de un año atrás.

Se faenaron 30.760 novillos -54,2% del total- seguido por 18.323 vacas y 6.784 vaquillonas.

En el acumulado de mayo la faena llegó a 175.869 vacunos, 14,5% más que en igual período de 2021. En lo que va de 2022 se faenaron 1,062 millones de cabezas, 13,5% que en igual lapso del año pasado.

INAC presentó el Novillo Tipo 2.0 actualizando el indicador creado en 2007 marcando una relación algo más confortable entre la participación de la hacienda y el margen industrial.

Los técnicos de INAC dijeron que se toma ahora un animal más pesado –de 520 kilos frente a los 480 kilos de 2006- y actualizando la canasta de cortes de exportación.

De esta manera se fijó para el Novillo Tipo de abril en US$ 1.826 por cabezas, 5,2% superior a marzo.

Para tener una base de comparación se puede ver un valor en marzo del Novillo Tipo 2.0 de US$ 1.735 por cabeza, casi 17% superior al relevado en el anterior indicador para marzo de US$ 1.485 por cabeza.

INAC indicó que en abril la participación de la hacienda sobre el total fue de 82%, estable respecto a marzo. En el primer cuatrimestre la participación de la hacienda y el valor agregado industrial fue de 80% y 20% respectivamente.

La faena vacuna en la semana cerrada el sábado 14 fue de 60.156 cabezas, la más alta en lo que va del año.

Se faenaron 31.677 novillos -52,7% del total- seguido por 20.106 vacas y 7.083 vaquillonas.

En el acumulado de la primera quincena de mayo la faena fue de 119.124 cabezas, 20,6% por encima de igual período del año pasado.

En lo que va de 2022 se faenaron 1,006 millones de cabezas, 14,1% más que en igual lapso de 2021.

La operación en Uruguay fue destaque en los resultados de Minerva Foods en el último año. Así surge de la presentación de resultados del grupo brasileño que en Uruguay tiene tres plantas frigoríficas.

Según estos datos, en el primer trimestre los ingresos de la operación en Uruguay aumentaron 28,9% -medido en reales- frente a igual período de 2021. Fue el mejor desempeño en el trimestre por detrás de la operación en Brasil cuyos ingresos crecieron 47,3%.

En tanto, en el año cerrado en marzo los ingresos de la operación en Uruguay de Minerva Foods aumentaron 91,4% frente a los 12 meses previos.

Los datos de INAC hasta el primer cuatrimestre confirmó la tendencia de una faena de novillos cada vez más jóvenes.

Entre enero y abril la faena de novillos fue de 426.748 cabezas, 12,3% más que en igual período de 2021.

La faena de novillos de dos a cuatro dientes aumentó 36% interanual mientras las de novillo diente de leche creció 6,5% contra el primer cuatrimestre del año pasado.

La participación de los novillos de dos a cuatro dientes y diente de leche en la faena total de la categoría fue de 65,6% contra el 55,9% de igual período de 2021 y el 52,6% de igual lapso de 2020.

En la semana cerrada el sábado 7 -la primera de mayo- se faenaron 58,969 vacunos, el nivel más alto que en lo que va del año.

En novillos la faena fue de 29.385 cabezas -49,8% del total- con 20.516 vacas y 8.078 vaquillonas.

En el acumulado de 2022 se faenaron 945.404 vacunos, 14,1% más que en igual período del año pasado y 49,2% más que en igual período de 2020.

El Ingreso Medio de Exportación (IMEX) de carne vacuna fue de US$ 5.777 por tonelada peso canal en la semana cerrada el sábado 30.

Abril cerró con un IMEX de US$ 5.417 por tonelada contra los US$ 4.958 por tonelada de marzo y los US$ 3.990 por tonelada de igual mes de 2021.

En el acumulado del primer cuatrimestre el ingreso medio promedió US$ 5.018 por tonelada, 29,9% por encima de igual período de 2021 y 27,7% superior a igual lapso de 2020.

En abril las solicitudes de exportación de carne vacuna alcanzaron los US$ 251 millones, un aumento de 62% en dólares frente a igual mes de 2021, según los datos de Uruguay XXI.

En el acumulado del primer cuatrimestre las colocaciones sumaron US$ 955 millones, 55% más que entre enero y abril del año pasado.

Las ventas a China totalizaron US$ 603 millones, una suba de 79% contra el primer cuatrimestre del año pasado. El mercado chino concentró el 63% de las exportaciones de carne vacuna medidas en dólares.

En tanto, los negocios a Estados Unidos llegaron a US$ 98 millones, con un crecimiento de 23% frente a los primeros cuatro meses de 2021.

La faena vacuna fue de 56.625 cabezas en la semana cerrada el sábado 30. Se dio un aumento respecto a la semana anterior (52.308 animales) con un nivel de actividad muy superior a igual período de 2021 y 2020.

En abril se faenaron 212.458 vacunos, 9,2% más que en igual mes del año pasado.

En el acumulado del primer cuatrimestre la faena llegó a 886.436 cabezas, 13,3% más que entre enero-abril de 2021.

En la semana cerrada el sábado 23 se faenaron 52.308 vacunos. Se recuperó la actividad luego de los feriados de la semana anterior. La actividad fue marginalmente superior a igual semana del año pasado. Fueron 24.811 novillos -47,4% del total- seguido por 19.799 vacas y 6.695 vaquillonas.

En el acumulado de abril la faena fue de 155.833 cabezas, un aumento de 9,4% frente a igual período del año pasado con mayor incremento en vacas (10,2%) que en novillos (2,6%).

En lo que va de 2022 hasta el 23 de abril se faenaron 829.861 cabezas, 13,7% más que en igual período del año pasado.

Uruguay aumentó en el primer trimestre su participación en las compras chinas de carne vacuna ante el descenso en los envíos de mercados claves.

Esto se dio en un contexto de baja en el volumen importado, aunque con incremento en dólares debido a los mayores precios.

Según datos de Aduanas de China, en el primer trimestre Uruguay representó el 20,8% de las importaciones chinas en volumen contra el 13,95% de igual período de 2021. En dólares, en tanto, concentró el 16,95% del total frente al 10,8% del primer trimestre del año pasado.

De esta manera, Uruguay fue el segundo proveedor -por debajo de Brasil- en términos de volumen y el tercero si se toma en dólares.

El valor del Novillo Tipo de INAC en marzo llegó a un nuevo récord nominal de US$ 1.485 por cabeza, con un incremento de 1% frente a febrero y de casi 28% frente a igual mes de 2021.

En el reporte de INAC se indicó que en marzo se dio un incremento en la canal al mercado interno, con estabilidad en los cortes de exportación y bajas en menudencias, subproductos y cuero fresco.

La participación del ganado dentro del Novillo Tipo fue de 88,9% contra el 86% de febrero y el 80,7% de igual mes de 2021. En todo el año pasado la participación del ganado dentro del valor total fue de 84%.

En el primer trimestre el valor promedio del Novillo Tipo fue de US$ 1.448 por cabeza contra los US$ 1.106 por cabeza de igual período de 2021.

El Ingreso Medio de Exportación (IMEX) de carne vacuna sigue por encima de los US$ 5.000 por tonelada con un valor en lo que va de 2022 casi 30% suprior a un año atrás.

En la semana cerrada el sábado 16 el IMEX fue de US$ 5.464 por tonelada, el segundo más alto en lo que va del año. El promedio móvil de los últimos 30 días se ubica en US$ 5.200 por tonelada.

En el acumulado de 2022 el ingreso promedio llega a US$ 4.968 por tonelada, 29,3% por encima de igual período del año pasado.

En la semana cerrada el sábado 16 la faena vacuna fue de 36.764 cabezas, influenciada por los menores días de actividad y porque hubo una planta que dio licencia. La semana anterior la faena había sido de 52.068 animales.

En el acumulado de abril se faenaron 103.525 vacunos, 13,8% más que en igual periodo del año pasado. Se remarca un crecimiento de 19,6% en las vacas con un aumento de solamente 2,3% en los novillos.

En lo que va de 2022 la faena vacuna llegó a 777.553 cabezas, 14,6% más que en igual período del año pasado.