La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de Argentina relevó que entre junio y mayo los precios de la carne vacuna al pública en el Área Metropolitana de Buenos Aires subieron algo más de 8%.

A partir del 20 de junio el gobierno argentino dispuso un sistema de cepo a las exportaciones, prohibiendo la venta externa de siete cortes. En el resto -excluyendo las cuotas para Europa y EEUU- las ventas tenían un top del 50% del volumen exportado en igual mes de 2020.

Según la Ciccra, en junio las exportaciones de carne habrían bajado en torno al 35%.

La gremial estimó que en junio el consumo per cápita anual de carne vacuna fue de 49,7 kilos, casi 5% por debajo de igual mes de 2020.