En la primera semana de enero la faena vacuna fue de 20.429 cabezas, 50,6% por debajo de igual período del año pasado. Fue el menor nivel de actividad desde mediados de abril de 2020.

Se faenaron 9.700 novillos -47,5% del total- con 6.893 vacas y 3.443 vaquillonas.

Además de un día menos de actividad, influyó en la baja faena la menor cantidad de plantas. En la semana cerrada el sábado 7 faenaron 24 plantas. No tuvieron actividad, entre otras, Las Piedras, Tacuarembó, BPU, Las Moras y Sirsil.

Tanto Las Piedras como Sirsil vuelven a la actividad en los próximos días. Tacuarembó estará de licencia a lo largo de enero.

En los ovinos la faena fue de 10.608 cabezas, 84,6% más que en igual semana de 2022.